Positive Words, Inc. presents...

Yo puedo Hacer Todas las Cosas

by Peter Wade

Dos verdades importantes que usted puede aprender de la Palabra de Dios son éstas: usted es lo que Dios dice que usted es, y usted puede hacer lo que Dios dice que usted puede hacer. Estas verdades son evidentes porque Dios es lo que Él dice que Él es, y Él puede hacer lo que Él dice que Él puede hacer. En este capítulo, yo estoy principalmente interesado con compartir la verdad que usted puede hacer lo que Dios dice que puede hacer. Yo quiero inspirarlo a ir más allá de leer sobre esto y hablar sobre esto. Yo quiero motivarlo a hacer que el poder de Dios que esta dentro de usted sea eficaz en cada situación. Para la victoria en su propia vida y efectivo ayudando a otros, considere los siguientes versículos con una mente alerta.

    "Las personas que conocen a su Dios serán fuertes, y harán proezas" (Daniel 11:32). Nosotros debemos conocer la fuerza que un creyente tiene. Las personas que son ahora los hijos e hijas de Dios son fuertes. Usted tiene en usted el mismo poder residente que levantó a Cristo de los muertos y lo sentó a la mano derecha del Padre (Efesios 1:19,20). Así que ninguna pregunta más si las personas de Dios serán fuertes, ellas son fuertes. Pero este versículo también declara que ellas harán proezas. Depende de nosotros creer y manifestar la grandeza del poder que Dios nos ha dado. Nunca ha habido un día cuando no haya una gran necesidad para los creyentes operar el poder de Dios en sus vidas y satisfacer las necesidades de la humanidad. Nosotros necesitamos que los creyentes, cuando ellos operen el poder de Dios, sepan que ellos están haciéndolo exactamente como la Palabra dice, porque esta es la única manera que será eficaz.

    "Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis ignorando las Escrituras, y el poder de Dios" (Mateo 22:29). ¿No es este el problema con qué nosotros nos enfrentamos? Las multitudes de creyentes no saben la Palabra de Dios, ni cómo operar el poder que Dios les ha dado. Todos los tipos de cosas ridículas que están siguiendo en el nombre de Cristo, y hay multitudes de personas que corren detrás de aquéllos que hacen estas cosas. Gracias a Dios por los maestros que comparten con nosotros la Palabra de Dios y dan a conocer el poder de Dios que reside en el creyente.

Yo soy fuerte para todas las cosas

"Yo puedo hacer todas las cosas a través de Cristo que me fortalece" (Filipenses 4:13). El texto lee,"yo soy fuerte para todas las cosas…" ¿Cuántas cosas? Todas las cosas. No hay ninguna cosa para la que yo no sea fuerte. También vea el versículo 11, "No que hable porque tenga necesidad, pues he aprendido a estar contento cualquiera sea la situación que yo esté". Yo me he adecuado. Yo tengo todo lo que yo necesito, y no hay ninguna situación que yo no pudiera dominar, si así yo lo deseo. "¿Yo puedo hacer todas las cosas?" quién lo hace "yo" me refiero a ¿Dios? ¿Cristo? No, se refiere a Pablo, por el Cristo en él. No Paul en su propia fuerza, sino Pablo como un hijo de Dios, con Cristo en él y Pablo que está completo en Él. "Yo, Pablo, puedo hacer todas las cosas en Cristo." ¿Si la Palabra dice que yo puedo hacerlo, entonces puedo yo? Sí.

    Yo me he adecuado para todo. Yo puedo hacer todas las cosas en Cristo que el me fortalece. Pero si yo no quiero levantarme y creer, yo no voy a hacer nada. ¿Yo soy fuerte, pero yo quiero hacer las proezas? ¿Yo tengo el poder de Dios en mi vida, pero cuándo la necesidad aparece, yo me levanto y creo? Mi creer determina la situación.

     Ahora yo reconozco el hecho que hay muchos hombres maravillosos y especializados de Dios cuya creencia se ha elevado más allá de su conocimiento de la Palabra. Por medio de su creer, ellos han hecho proezas. Ellos han salido, y están, por lo menos parcialmente, satisfaciendo las necesidades de humanidad. Sin embargo, muchos no saben lo que ellos tienen. A veces ellos están trabajando el poder de Dios; en otros momentos ellos parecen que estar trabajando algún otro poder. Ellos no saben la diferencia. Ellos son activos en sus campos debido a su creer; no debido a su oración y ayuno; no debido a una "porción" doble; no porque ellos buscaron "el ungimiento." Cuando yo sé lo que la Palabra enseña, mi creer aun determina si yo hago algo o no. Cuando yo alineo mi creencia con la Palabra de Dios, yo haré "todas las cosas."

    Hay una razón por qué yo puedo hacer esto. Note Efesios 1:3, "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo que nos bendijo con todas las bendiciones espirituales en los lugares celestiales en Cristo." Yo puedo hacerlo porque yo soy bendito con lo mejor del cielo. No es un caso de una "porción doble," yo estoy completo (Colosenses 2:10). Cuando la taza está llena, está llena; usted no puede poner más té en ella. Cuando el creyente esta bendecido con todas las bendiciones espirituales, él es bendito. Él no tiene que orar y ayunar por ello, ni buscar después de ello. Si nosotros también estudiáramos en la Palabra de Dios lo que se llama "ungimiento", nosotros encontraríamos que ya lo tenemos (II corintios 1:21; I Juan 2:20,27).

    La simplicidad de la Palabra de Dios es tremenda, todavía nosotros erigimos alrededor de ella una teología complicada de lo que nosotros tenemos que hacer para obtener ciertos resultados. Nosotros siempre agregamos algo a la Palabra, en lugar de regresar a la simplicidad de la verdad que yo estoy bendito "con todas las bendiciones espirituales," y "yo puedo hacer todas las cosas a través de Cristo que el me fortalece."

El viejo contra el nuevo

"Todos éstas son las doce tribus de Israel: y esto es lo que les dijo su padre cuando los bendijo." (Génesis 49:28). Jacob estaba agonizando y tenía a todos sus hijos alrededor de él. Él dio una bendición específica a cada uno, pero no era la misma bendición para cada uno, ni necesariamente incluso en la misma medida. Ésta es una tremenda diferencia de la administración en que nosotros estamos ahora. Nosotros estamos todos benditos con la misma cantidad de bendición espiritual que es toda la bendición espiritual. Cada creyente en el momento del nuevo nacimiento empieza con la misma cantidad de dinero en efectivo en el banco, hablando espiritualmente. Dios nos ha bendecido a todos iguales con el mismo equipo sobrenatural, Cristo en nosotros, para satisfacer las necesidades de la humanidad.

    Otra referencia en el Antiguo Testamento es interesante. En Génesis 27 los ojos de Isaac estaban poniéndose oscuros, y él fue engañado en darle a Jacob la bendición que perteneció a Esaú. Esaú vino a su padre y dijo, "Con razón se llama Jacob, pues me ha suplantado estas dos veces: Me quitó mi primogenitura, y he aquí, ahora me ha quitado mi bendición. Y añadió: ¿No has reservado una bendición para mí? Pero Isaac respondió, y dijo a Esaú: He aquí, yo lo he puesto por señor tuyo, y le he dado por siervos a todos sus parientes; y con grano y mosto lo he sustentado. En cuanto a ti ¿qué haré, pues, hijo mío? Y Esaú dijo a su padre: ¿No tienes más que una bendición, padre mío? Bendíceme, bendíceme también a mí, padre mío. Y Esaú alzó su voz y lloró" (versículos 36-38). Hay aun muchos cristianos orando y suplicando por una bendición, como si Dios fuera reacio bendecirlos. Algunos de ellos piensan que Dios también es sordo, así que ellos gritan escandalosamente. Ellos están, en su pensamiento, aun en una administración más temprana. La administración de Efesios 1:3 dice que Dios" nos bendijo con todas las bendiciones espirituales en los lugares celestiales en Cristo." Usted sólo necesita leer la Palabra, crea lo que usted leyó, y entonces opere y manifiéstelo para satisfacer las necesidades de las personas.

El poder trabaja en nosotros

"Y a aquel que es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros" (Efesios 3:20). Es según el poder en nosotros que Él puede hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos. La palabra "poder" es dunamis, la autoridad inherente de Dios recibida al nuevo nacimiento. La palabra "obra" es la palabra "da energía a." Es según la autoridad inherente de Dios que da energía a nosotros. El momento que yo actúo en base a la Palabra, y manifieste el poder de Dios, en ese mismo momento, habrá una manifestación para satisfacer las necesidades de las personas. Nosotros necesitamos mantener ese borde perspicaz de entusiasmo, listo y para satisfará la necesidad cuando quiera y dondequiera que sea.

    Hay un peligro al saber la exactitud de la Palabra nosotros nos volvemos "intelectuales." Nosotros nos sentamos atrás y descansamos en nuestros laureles y pensamos, "yo me alegro efectivamente yo lo conozco todos." Usted y yo como los creyentes constantemente debemos recordarnos que nosotros somos los hijos e hijas de Dios, y nosotros tenemos el poder de Dios en nuestras vidas. Nosotros también necesitamos recordar lo que nosotros podemos hacer con ese poder de Dios. Dios ha hecho Su parte dándonos poder desde lo alto. El acto es nuestra responsabilidad. Cada creyente tiene el regalo, y todos nosotros podemos pertenecer al grupo quienes actúan.

    "No que seamos suficientes en nosotros mismos para pensar que cosa alguna procede de nosotros, sino que nuestra suficiencia es de Dios, el cual también nos hizo capaces como ministros de un nuevo pacto, no de la letra, sino del Espíritu; porque la letra mata, pero el Espíritu da vida (2 Corintios 3:5,6). Él nos ha hecho ministros capaces; es decir, hombres que tienen la capacidad porque nosotros hemos recibido todo lo suficiente. Cualquier cosa que nosotros necesitamos hacer para el trabajo de Dios que nosotros hemos recibido de Dios. Ahora nosotros debemos actuar y debemos ministrar. Esto ese simple.

    "Y lo que has oído de mí entre muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que serán idóneos para enseñar también a otros (II Timoteo 2:2). "Quién será de nuevo capaz" se refiere a hombres capaces que están lleno con la capacidad, en este caso, capaces para enseñar otros. Un maletín lleno de herramientas está lleno, y esas herramientas fueron diseñadas y producidas para hacer un cierto trabajo. Sin embargo, sólo porque usted tiene un maletín lleno de herramientas necesariamente no significa que el trabajo se terminará. Usted tiene que levantarse y usarlas. Es lo mismo con el funcionamiento del poder de Dios. Nosotros tenemos el maletín de herramientas; está cargado; nosotros solo necesitamos saber como usar lo que nosotros tenemos.

El futuro de la iglesia

¿Usted ha considerado en la vida por qué Jesús se sentía tan seguro sobre el futuro de la iglesia, diciendo que las puertas de infierno no prevalecerían contra ella? ¿Por qué Él ha dejado la organización en las manos de doce hombres que a menudo no hicieron lo que Él les había dicho que hicieran? Yo creo que Él había recibido la revelación y supo qué poder estaría en sus vidas. ¿Por qué el Apóstol Pablo entro en un pueblo para enseñar la Palabra, conseguir que las personas se salvaran, y entonces el próximo día deja el pueblo? Él no tenía nada organizado para continuar, ni una radio o programa de televisión; él apenas salió de pueblo. ¿Por qué? Él supo que el poder de Dios estaba en sus vidas. Yo creo que él les enseñó cómo usarlo. La Palabra nos dice que la Iglesia temprana les enseñó a los creyentes el poder residente en el nombre de Jesús que incluiría cómo operar ese poder. Pablo supo que con el poder que ellos tenían en sus vidas ellos serian capaces en cada situación que ellos encontraran en la vida. Él encargo lo que él sabia "a hombres fieles que podrán también" enseñar a otros. ¿Enséñeles que? Enséñeles lo que la Palabra dice que ellos son; enseñarles cómo reconocer a Cristo dentro de ellos; enseñarles cómo operar el poder de Dios en sus vidas.

    "Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo" (Efesios 6:11). ¿Cuál es toda la armadura de Dios? Toda la armadura debe ser todo lo que Dios lo ha provisto para ti, incluso las manifestaciones del espíritu. No sólo parte de la armadura, sino la toda armadura se necesita estar de pie. Note que nosotros nos exhortamos a ponernos la armadura. Éste es trabajo; la acción se necesita. Nosotros tenemos la habilidad residente de dentro de nosotros, la manifestación es lo que nosotros debemos ponernos. Manifestar el poder de Dios en su vida le permite que sostenga firme contra las asechanzas (methodeia, los métodos) del diablo. "Por lo tanto tome usted [analambano, en manifestación] toda la armadura de Dios, para que pueda resistir [resístase] en el día malo, y habiendo hecho todo, estar firme" (versículo 13). ¡Levántese y manifieste el poder de Dios para satisfacer las necesidades de este día y este tiempo!

Este artículo es el capítulo 1 del libro, La Dinámica de la Vida Positiva. Las copias del libro en rústica todavía están disponibles.

Este copyright de la página 2005 © Peter Wade. Este texto de la biblia en esta publicación, de la Biblia de las América a menos que se indique de otra manera. Este art&íacute;culo aparece en el sitio: https://www.peterwade.com/.

¿le gustaria tener su propia copia de libros de Peter Wade y otros autores? Vaya a nuestro Catálogo.

Print Friendly, PDF & Email

Leave A Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.